Miedo a confiar nuevamente en una pareja
abril 12, 2020
0

¿Y si de nuevo me pasa lo mismo? ¿Y si me vuelvo a equivocar?

Entre las ganas de conocer a alguien y el miedo a volver a sufrir. Ante este dilema se encuentran muchas personas que han pasado por experiencias amorosas en las que no han sido felices.

Acerca de este miedo te invito a reflexionar en este posti. Hay que tener presente que construir una pareja siempre es un riesgo. Quienes disfrutan de una sana vida de pareja también conviven con la incertidumbre de no saber que pasará a futuro con esa relación de la que hoy disfrutan.
Y esto no es ni bueno ni malo, es una condición que comparten todos los vínculos afectivos. Garantías no hay. A las relaciones las vamos tejiendo en el día a día.

En primer lugar, si has formado parte de una relación en donde sufriste, que se asome un poco de miedo ante la idea de armar una nueva pareja es esperable y funcional. Recuerda que el miedo se activa frente a la percepción de una amenaza.
Llegado a este punto te invito a que te preguntes si estas en condiciones y con ganas de asumir “el riesgo” de conocer a alguien nuevamente. Como decíamos este “riesgo” no es patrimonio de quienes en algún momento han elegido mal, este riesgo es patrimonio de todos aquellos que deciden aventurarse al amor.

No hay manera de asomarse una vez más al amor con la garantía de que va a funcionar. Lo que si, podemos hacer es revisar nuestras relaciones anteriores para ver que podemos corregir, que cosas ya no estamos dispuestos a aceptar, y tal vez, el punto mas difícil sea mirarnos y preguntarnos que aportamos nosotros para que esa relación se mantuviera el tiempo que se mantuvo, y de la forma en que lo hizo.

La idea, de ninguna manera es sentirnos culpables, sino todo lo contrario. En la medida en que podamos repasar esos vínculos previos vamos a echar luz sobre viejos errores para evitar cometerlos en las nuevas relaciones. En esto consiste el aprendizaje.

Muchas veces escucho poner el acento en lo que el otro hizo o no hizo o dijo o maldijo, y por más que el otro haya sido el peor o la peor espécimen sobre la tierra, si no empiezo a mirarme para saber que me pasaba a mí para estar al lado de alguien así, es muy poco lo que voy a poder modificar en mí y por lo tanto crecer a nivel emocional.
Si bien es cierto que construir una pareja es siempre un riesgo, cuanto más claro tenga para mí lo que necesito de una pareja, lo que espero de la misma, lo que yo estoy dispuesta o dispuesto a dar, que cosas son innegociables para mí y en cuales estoy abierta a ceder, más conocimiento de mí mismo voy a tener, y esto me ayudara a decantarme por determinadas personas y no por otras.

Es decir cuanto más tenga definido el perfil de la persona que me gustaría que me acompañe y a quien yo acompañar, menor será el margen para el error. Aunque siempre quede un margen.

De lo contrario, si voy a ciegas, eligiendo entre lo que se ofrece sin tener en claro lo que necesito. Estoy en problemas.
En mi trabajo escucho a mujeres maravillosas quejarse por la falta de hombres centrados, y de igual modo escucho a hombres maravillosos quejarse por la falta de mujeres centradas.

Como podemos ver, el problema no radica tanto en la falta de unos u otros, si no en la dificultad del encuentro. Por eso, y una vez más, quiero machacar en la importancia de tener claro, lo más claro que cada uno pueda, acerca de lo que necesita de una pareja y por sobre todas las cosas, de si quiere estar o no en pareja, o que tipo de pareja quiere.

Si bien esto parece una obviedad, no lo es tanto. Escucho y veo a muchas personas comportarse como si “quisieran pero no quisieran estar en pareja”. Y este “quiero pero no quiero” ”quiero pero tengo miedo” confunde, empantana, genera frustración y no lleva a ningún lado más que al sufrimiento.

En algunos casos detrás de este “quiero pero no quiero” se esconde el “quiero conocer a alguien ahorrándome el riesgo de que no funcione”. Esto sencillamente no es posible.
El primer paso es darte todo el tiempo que necesites para evaluar si estas dispuesta o dispuesto a correr el riesgo de conocer a alguien. Tal vez, no este dentro de tus planes ni de tus necesidades conocer a alguien profundamente si no solo tener encuentros sin más explicaciones.

En cuestiones de pareja no hay nada escrito.
Nadie mejor que nosotros para saber lo que necesitamos. Siempre y cuando seamos honestos con nosotros mismos y con el otro, y nuestras necesidades no nos dañen ni a nosotros ni al otro, adelante.

“No existe punto de partida, si no se sabe bien adonde ir”. Sigmund Freud.

Cuando el maltrato y el sufrimiento forman parte de una pareja en la que hay hijos, la terminación de la misma debería ser la salida a tomar. Crecer en un ambiente de violencia deja huellas y heridas emocionales, que condicionaran no solo la elección de nuestras futuras elecciones de pareja, si no nuestra forma de mirar al mundo.

¿Miedo a volver a equivocarte?

Citando a Jean Klein, “La vida nunca se repite”. En todo caso, somos nosotros los que repetimos viejos patrones. Si nos permitimos observar esos viejos patrones, es posible que los modifiquemos.

A veces solos, otras veces con ayuda profesional, pero sin un trabajo personal es más probable que reincidamos en antiguas elecciones.

Contradiciendo al tango, “Si yo tuviera el corazón, el mismo que perdí; si olvidara a la que ayer lo destrozó y pudiera amarte… Me abrazaría a tu ilusión para llorar tu amor…”

La mayoría de las veces no se trata de olvidar y pasar capitulo, si no de repasarnos a nosotros mismos en esos previos vínculos disfuncionales. ¿Qué pasaba conmigo? ¿Qué me hacia permanecer en esa relación? ¿Qué me llevaba a aguantar o a justificar tanto sufrimiento?.

Tal vez, este sea el lado mas difícil, pero el que te ayudara a reconstituirte, a ganar en confianza y en seguridad personal, para abrazar una nueva ilusión, en el caso de que así lo desees.

Hasta el próximo posti y recuerda que no es posible aventurarse al amor, ahorrándonos el riesgo de que no funcione.

Puedes visitar mi canal de YouTube Betina Speroni.

Podcast Betina Speroni Psicología en: Anchor.fm    Spotify     Google Podcasts     Radio Public     Breaker     Copy RSS      Pocket Casts.